IU anuncia la suspensión “de la normalidad del acuerdo de gobierno” que sólo se restituirá con la derogación del decreto

El coordinador andaluz ha reiterado la defensa de la actuación de la Consejería dirigida por Elena Cortés frente al desalojo de la Corrala Utopía. 

El coordinador general de IU Andalucía, Antonio Maíllo, y el coordinador general de IU, Cayo Lara, han comparecido para explicar la posición de IU ante “la crisis de gobierno abierta por la Presidenta de la Junta, Susana Díaz”, con la aprobación de un decreto con el que quita las competencias para la adjudicación de vivienda pública a la Consejería de Fomento y Vivienda. Maíllo anuncia que el decreto causa “la suspensión de la normalidad en el desarrollo del acuerdo de gobierno entre IU y el PSOE” y que ésta no se restituirá hasta la derogación del mismo. 

El coordinador andaluz ha reiterado la defensa de la actuación de la Consejería dirigida por Elena Cortés frente al desalojo de la Corrala Utopía. “La Consejería ha actuado con absoluto rigor legal, no sólo en esta sino en todas sus actuaciones en defensa de la gente que lo está pasando mal, que es víctima de la crisis y que ha sido desahuciada”, enfatizó Maíllo, añadiendo que se ha respetado la legalidad  “como nunca antes en la historia de los gobiernos de la autonomía andaluza”. 

En este sentido, Maíllo ha explicado que Fomento y Vivienda procedió cumpliendo con lo dispuesto en un auto judicial que obligaba a las administraciones públicas a proveer a las personas en riesgo de exclusión social y a las familias con menores “de un techo bajo el que dormir”. “Y lo ha resuelto”, sentenció el coordinador general. Al mismo tiempo, Maíllo mostró su convencimiento de que se restituirá la normalidad con la derogación del decreto, en tanto que la actuación de la Consejería “ha sido impecable” y que la presidenta de la Junta ha situado esta condición. 

Igualmente, Maíllo ha denunciado que el alcalde de Sevilla, Juan Ignacio Zoido, se ha negado a ceder, vender o asignar provisionalmente a la Consejería las viviendas necesarias de las 528 que mantiene vacías.