Izquierda Unida llama a la confluencia de “toda la izquierda política, social y cultural” para “formar una alternativa de Gobierno” tras la debacle del bipartidismo de PP y PSOE

Cayo Lara, Willy Meyer y Paloma López señalan en una rueda de prensa para valorar los resultados electorales del domingo que la configuración de este bloque alternativo debe hacerse “con determinación, inteligencia, respeto y pluralidad”.

El eurodiputado electo y cabeza de lista de IU en las pasadas Elecciones Europeas, Willy Meyer, ha hecho hoy una valoración de los resultados de los comicios, tras el análisis de alcance de ayer, en el marco de la cual realizó una llamada “solemne, sin exclusiones” a la confluencia de “toda la izquierda política, social y cultural” estatal para “formar una alternativa de Gobierno”.

Meyer compareció en rueda de prensa en la sede federal de IU junto a Cayo Lara y a la también parlamentaria europea Paloma López para hacer este análisis electoral. En su exposición destacó el “castigo severo” sufrido por el bipartidismo de PP y PSOE, a lo que contrapuso la necesidad de “formar una alternativa de Gobierno, de Estado y de sociedad”.

El cabeza de lista de IU destacó el sustancial avance logrado por IU en estos comicios –pasa de dos escaños en Bruselas a seis y logra el 10% de los votos, 1 millón más, frente al 3,7% de las mismas elecciones de 2009- que obliga a esta formación a la asunción de la “responsabilidad” para contribuir a la construcción de un gran bloque de izquierdas “para levantar un nuevo país” en próximas citas electorales.

Corroboró, como señalan de forma evidente los resultados de ayer, que el bipartidismo “empieza a estar derrotado”, aunque aún no se haya culminado este hecho. Llegado a este punto, recordó que la idea de la confluencia de la izquierda “no es nueva” en IU, como se demuestra las alianzas fraguadas por esta formación en estas elecciones y en otras recientes para lograr un gran bloque “social y político”. Por ello, señaló que “este resultado nos reafirma en ese objetivo”.

Meyer detalló más este camino a seguir, que debe tener su continuación en las elecciones autonómicas y municipales, y también las generales de 2015, donde se debe “levantar un gran bloque alternativo con determinación, inteligencia, respeto y pluralidad”.

En sus respuestas a los periodistas sobre los resultados logrados por otras formaciones, entre ellas Podemos, informó que en la madrugada de ayer mantuvo una breve conversación telefónica con Pablo Iglesias, cabeza de lista de este nuevo partido, en la que se felicitaron por los resultados y en la que éste le indicó que los eurodiputados de su formación apoyarán la candidatura del griego Alexis Tsipras para presidir la Comisión Europea, promovida por el Partido de la Izquierda Europea al que pertenece Izquierda Unida.

Willy Meyer, que al igual que Cayo Lara no quiso entrar a valorar qué camino debe seguir el PSOE ante la grave crisis interna provocada por la debacle electoral de ayer, sí emplazó a los socialistas a que “decidan” si va a seguir gobernando con la derecha “y los amigos de Cañete” en las instituciones de la Unión Europea.

Lara se limitó a vincular los malos resultados electorales del partido de Alfredo Pérez Rubalcaba a las políticas neoliberales que aplicó en su última etapa de gobierno, cuando “vendió un programa y aplicó otro”. Recordó también que desde que está en la oposición el PSOE tiene un discurso que “a veces pasa por la izquierda” al de IU en lo teórico. “No es un problema de liderazgo, es un problema de fondo”, dijo.

El máximo responsable de IU indicó, también en respuesta a un periodista, que no comparte “ni mucho menos” la idea de que el techo electoral de esta formación pueda estar en el 10%, cifra conseguida ayer. Utilizó la metáfora de la siembra del campo para explicar que “las cosas llevan su tiempo” y que a lo largo de éste hay que seguir ganando la confianza de la gente para que visualice un “proyecto sólido”.

Cayo Lara reiteró la idea lanzada al final de la campaña electoral –ahora confirmada en la práctica por los resultados- de que el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, debe dimitir y convocar elecciones generales de inmediato tras convertir estas elecciones europeas en “un plebiscito” personal y haber cosechado cuatro millones de votos. “No tiene legitimidad para seguir”, sentención.

En la comparecencia pública los intervinientes adelantaron que IU va a centrar su acción en el Parlamento Europeo en intentar “condicionar” las políticas económicas para acabar con la austeridad, una vez que los “responsables políticos de la crisis han sido castigados severamente”. En esta línea, Paloma López señaló que nada más llegar a Bruselas contactarán con los responsables de la Confederación Europea de Sindicatos (CES) para contribuir a impulsar su plan para la creación de empleo a nivel europeo.

López se mostró también muy satisfecha de que la lista de Izquierda Unida y sus nuevos cargos electos sea la que más y mejor cumple con la paridad de igualdad de sexos. De hecho, cuatro de los cinco escaños españoles que se ocuparán en el grupo de la Izquierda Unitaria Europea serán mujeres. 

Los dirigentes de IU mostraron su “preocupación” por el ascenso de partidos populistas y fascistas en muchos Estados de la UE, aunque han celebrado que esto no haya pasado en España. Para Lara, se debe, entre otros motivos, al alejamiento de la política de los problemas reales de los ciudadanos. “La aplicación de políticas neoliberales atrae el fascismo. El mercado no resuelve los problemas, los resuelven Estados fuertes”, comentó.